ūüćĆBanana ValleyūüćĆ

El capitalismo ‚Äúcafisho‚ÄĚ explota la creatividad de las personas espec√≠ficamente en Am√©rica Latina, donde
tenemos que pensar y luchar concretamente. La precariedad en Am√©rica Latina conlleva una fragilidad, esa fragilidad por s√≠ misma no tiene nada de malo; por el contrario: es el coraz√≥n mismo de la creaci√≥n de realidades subjetivas y objetivas, que te ves forzado a crear. En este sentido la gente suele decir que ya no tenemos mitos pero en realidad ¬°este es el mito del capital y es un mito poderos√≠simo y totalmente religioso! Es el mito que promete el para√≠so en la tierra. Para Tatyana y Hernan el mito es la promesa de la Reforma agraria que han hecho los pol√≠ticos durante d√©cadas, por ende fabrican el para√≠so ‚ÄúBanana Valley‚ÄĚ donde confirman que el capital financiero no fabrica mercanc√≠as como lo hace el capital industrial, sino que fabrica mundos. De esta forma utilizan su fragilidad, su creatividad para el deseo de fantasear un mito sobre la tierra prometida dentro de un metaverso que festeja la Reforma agraria Colombiana, en un second life, debido al fracaso de la realidad, lo que quiere decir que es un festejo a la ‚Äúilusi√≥n de lo absurdo‚ÄĚ porque seguro nos seguiremos enga√Īando y repitiendo los fracasos de este siglo, pero en otras dimensiones. De esta forma, el metaverso funciona como una ficci√≥n pol√≠tica de una tierra ut√≥pica en una narrativa neurodanzante donde el trabajo cyber-mec√°nico mina la nueva ilusi√≥n.